Skip navigation
Share via:

Pitch

¿Cuál es el principal obstáculo para la implantación de una renta básica (universal, incondicionada y automática) y cómo podría superarse?


Descripción

Resumen

Existe un amplio acuerdo en que debe garantizarse un nivel de vida digno a cualquier persona, en una sociedad desarrollada económica y socialmente como la española. Se han ido arbitrando sucesivos programas públicos en esa dirección, con el Ingreso Mínimo Vital como último proyecto.  Pero el sistema resultante es complejo, desordenado, injusto, burocrático y poco eficaz.

La crisis actual ha hecho evidentes los fallos del sistema de rentas mínimas y la dificultad de llegar a cuantos hogares las necesitan. El aumento de la desigualdad, del paro estructural y de los trabajos que no sacan de la pobreza han despertado un interés generalizado por las ventajas de una Renta Básica como alternativa eficiente.

Son muchos los obstáculos que se citan y desincentivan dar el paso de su aplicación.

Es momento de debatir ya no sobre el “qué” sino sobre el “cómo”.

Objetivo

Analizar las dificultades y posibles soluciones para la implantación de una renta básica en España.

Descripción

Son muchas las objeciones que se alegan en contra de la puesta en marcha de una renta básica, que se convierten en obstáculos para su posible puesta en marcha.

A los solos efectos de ordenar el debate, nos atrevemos a agruparlas en tres grandes grupos:

  • Sociales: es difícil admitir que se reciba una ayuda sin dar nada a cambio, se rompe el trabajo como vía de inserción social, se fomenta a los vagos, se paga lo mismo a pobres que a ricos, refuerza el rol de la mujer cuidadora…
  • Políticas: es difícil convencer al electorado, no está en vigor en ningún sitio, es una idea de izquierda revolucionaria, es una idea ultraliberal (sí, aparecen las dos afirmaciones aparentemente contradictorias), es incompatible con las competencias y prestaciones autonómicas…
  • Económicas: hay que solucionar la desigualdad en sus raíces no poner parches, graves desincentivos al trabajo, supone abandonar el objetivo del pleno empleo, imposible de financiar, generará inflación, antes necesitamos una reforma fiscal…

Es probable que cada cual esté en claro desacuerdo con alguno de los aspectos anteriores, y bien está que explique por qué.

Es probable que haya quien comparta alguna de los aspectos anteriores. Y bien está que explique por qué. Y mejor todavía si se atreve a apuntar formas de superarlo.

Es probable que haya quien encuentre que falta algún obstáculo importante que no se haya mencionado en la relación anterior. Y bien está que lo añada y lo explique. Y mejor todavía si se atreve a apuntar formas de solucionarlo.

Y habrá quien al leer los obstáculos enumerados o/y las aportaciones anteriores quiera aportar argumentos a favor o en contra.

Este es el lugar para todo ello.