Skip navigation
Share via:

Pitch

El cambio somos nosotros


Descripción

Resumen

El proyecto se basa en la instalación de una planta fotovoltaica cuyo fin es disminuir la cantidad de emisiones que la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Madrid emite al medio ambiente, convirtiéndola así en un campus verde, así como de la misma manera, dará lugar a la reducción de la factura eléctrica.

Como objetivo adicional, hay que encontrar una segunda utilidad a este proyecto. Lo que se propone es el montaje de un parking solar, en cuyo tejado se instalarían las placas. El parking de profesores se divide en una zona cubierta bajo un edificio de la escuela y por otra zona formada por plazas al aire libre. Esta segunda zona de aparcamientos al aire libre puede ocasionar daños a los coches, al pasar aparcados prácticamente todo el día bajo el sol o la lluvia mientras sus dueños están trabajando. Es por ello que se propone este proyecto, que además de proteger de las inclemencias meteorológicas a los vehículos, ayuda al medioambiente, pues incluye unas placas solares en la superficie de este.

Por otro lado, las investigaciones derivan en que este tipo de parking solar es el más eficiente y rentable para la carga de vehículos eléctricos e híbridos. Por lo que una manera de conseguir una concienciación aún mayor respecto la contaminación, es reservar ciertas plazas para este tipo de vehículos en las que se instalarán puntos de carga.

En conclusión, el proyecto se basa en un aparcamiento solar, que reducirá emisiones, gastos en factura de electricidad, proporcionará protección a los vehículos y permitirá cargar coches eléctricos, lo que incentivará al profesorado y alumnado a la compra de este.

Enlace al vídeo del proyecto:https://drive.google.com/file/d/14nTBMMhniNc4wtG5KQMFW9LN1bvYF_uz/view?usp=drivesdk


¿Se trata de una propuesta de proyecto o de práctica?

Es una propuesta de proyecto. Investigamos la instalación y estimamos costes y beneficios. Además, contactamos con empresas para conocer información sobre las posibilidades y mejorar nuestro proyecto.


Problema a resolver u oportunidad a aprovechar

Se conoce como población urbana al “Conjunto de personas que habitan en ciudades industrializadas”. El ser humano es una especie predominantemente urbana. La mitad de la población mundial habita en ciudades, un 54% según la ONU. Por otro lado el éxodo rural, emigración de la población del campo a la ciudad, cada vez es más común y se estima que en el 2050, aproximadamente un 70% de la población resida en zonas urbanas. El 70% de la demografía española reside en grandes áreas urbanas. Madrid y Barcelona son las provincias con mayor porcentaje de población urbana, con alrededor del 90%.

Esto se debe a que la población urbana cuenta con mejores infraestructuras, una evolución de la industrialización a gran escala, así como mayor desarrollo económico, tecnológico, educativo y profesional, lo que deriva en una mayor oferta de empleo. Sin embargo, esto provoca problemas como la gentrificación, deterioro del paisaje natural, mayor tránsito de vehículos o el aumento de la contaminación. Todo ello ha dado lugar a que las zonas urbanas concentren hasta el 50% de las emisiones globales de los gases de efecto invernadero y el 70% de las emisiones de CO2.

El problema que se quiere abordar con esta propuesta es reducir las emisiones de carbono de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales (ETSII) mediante la implantación de una instalación fotovoltaica en forma de parking solar, de esta manera se conseguirá reducir el consumo de electricidad de la misma. Como se sabe, la ciudad de Madrid se encuentra a la cabeza de las ciudades con más contaminación en España y es por lo que los gobiernos han tratado de crear planes para reducir la misma lo máximo posible. Uno de estos planes restringe el tráfico de los vehículos más contaminantes a diversas zonas del centro de Madrid (una zona de bajas emisiones, también conocida como Madrid Central) mientras que los coches eléctricos gozan de total movilidad y no tienen ninguna restricción.

Entendemos por coches híbridos o eléctricos a todos aquellos vehículos que estén impulsados por uno o varios motores alimentados por una fuente de energía eléctrica. Estos vehículos son, hasta día de hoy, la única opción clara y ecológica. Se trata de un sector en auge y que muchos consideran como el futuro de la automovilística, pero estos vehículos también presentan sus desventajas, entre ellas la escasez de puntos de recarga. Bien es cierto que cada vez crecen en número los puntos de carga para coches eléctricos en nuestro país, aunque por el momento siguen siendo insuficientes. Por esta razón, el proyecto que se plantea incluye como segundo uso de la instalación fotovoltaica un aparcamiento específico para coches eléctricos y un punto de recarga para ellos que facilitará a los miembros de la comunidad educativa que los posean su carga e incluso incentivará su compra y uso en los demás usuarios.


Descripción

La propuesta se basa en la construcción de un tejadillo encima de las 10 primeras plazas de aparcamiento que se sitúan junto al edificio principal, en donde se colocarían los paneles. Se ha decidido implantar la infraestructura en estas 10 plazas ya que el equipo considera que este espacio será más que suficiente para generar una razonable cantidad de energía sin abusar del presupuesto. Nuestro modelo fusión del vídeo está basado en 4 plazas

Cada plaza mide aproximadamente 5 metros de largo y 2,8 metros de ancho, por lo que el tejadillo sería de unos 140 m2 (5 m de largo y 28 m de ancho). La altura de éste será de 2,90 m por la parte trasera de forma que desciende hasta los 2,50 m en la parte delantera, para así evitar el estancamiento del agua cuando llueva. La idea sería poner columnas cada dos plazas. El equipo ha elegido el acero u hormigón prefabricado ya que son materiales de bajo coste, mucha resistencia y poco peso.

Teniendo en cuenta que cada placa mide aproximadamente 2x1,6m se podría instalar un total de 42 placas. Si cada placa potencia unos 330 Watts, se conseguirían unos 14850 Watts en total.

Por otro lado, orientándose con diversas obras de distintas empresas, y estudiando las restricciones de tráfico de Madrid Central, se determinó que sería una buena idea instalar puntos de carga para los coches eléctrico e híbridos en el aparcamiento, pues cargar el coche eléctrico con paneles solares es la opción más rentable y sostenible.

En general, la idea es novedosa, debido a que producir combustible gracias al Sol cambia radicalmente la forma en la que nos relacionamos con la energía y los recursos, además de ser una gran contribución al medio ambiente.

El proyecto se trata de un punto repostaje, por lo que a nivel de infraestructura podrá hacer cargas rápidas superiores a 10kWh. Este tipo de implantaciones tiene contratados mas de 100kW de potencia. En resumidas cuentas, la red eléctrica de la escuela es adecuada para este tipo de consumo.

Teniendo en cuenta el ahorro de 25000€/año, la inversión se amortizaría en un tramo de 12 a 15 años. Por otro lado, a nivel de reducción de contaminación, una instalación solar de 100Kw puede evitar la emisión de más de 2000 toneladas de CO2 en sus 25 años de vida útil. Todo ello reduciría considerablemente las emisiones contaminantes.

Por último, respecto a los cargadores de los coches eléctricos, se estudió que la mayoría de vehículos híbridos disponen de velocidades de carga opcionales que van desde los 1,5 kWh a los 7 kWh, o dicho de otro modo, en una hora se podría cargar lo suficiente para hacer trayectos de 12,5 kilómetros a 35 kilómetros, respectivamente.


Impacto

De este proyecto se espera una mejora y avance para la escuela. No cabe duda que el impacto de la colocación de las placas fotovoltaicas en un parking supondrá una reducción en las emisiones de CO2, premiando el uso de coches no perjudiciales para el medioambiente. Se espera que los alumnos, futuros ingenieros graduados, sean capaces de entender como un proyecto tan simple, como es la implantación de placas solares, puede ser ideado de mil formas prácticas y contribuyendo al mismo tiempo a la mejora del medioambiente. De tal manera, que en sus futuros trabajos sean capaces de aplicar este pensamiento en todos sus proyectos.

Por otro lado, la concienciación que dará el parking sobre los coches eléctricos será elevada y llegará a abrir los ojos de los jóvenes que estudian en la escuela. Al ver a los profesores, que en estos momentos de sus vidas son su ejemplo a seguir, utilizar estas plazas destinadas a solo este tipo de vehículo los influirá positivamente. Así, comenzarán a aceptar a este tipo de vehículo como el coche del futuro y el cual debería llegar a ser el más frecuente.

La generalización del coche eléctrico puede suponer por otro lado, un incremento de consumo energético en zonas urbanas e industriales, por lo que en consecuencia se elevarán también las producciones eléctricas para cubrir la demanda, lo que puede conllevar a un aumento de instalación de este tipo de parking o de cualquier otro no dañino con el medioambiente.


Institución responsable

La Institución más implicada en este proyecto será la Escuela. Además, se debe incluir al Ayuntamiento de Madrid, que aprobará las licencias necesarias. Y, según avance el proyecto, se implicarán empresas que lleven a cabo el diseño y la instalación.

Cabría la posibilidad de ofrecerle el proyecto a las consejerías de fomento o medioambiente de la Comunidad de Madrid, y así de esa manera conseguir posibles subvenciones.


Coste estimado

Se han investigado distintas empresas especializadas en la instalación de aparcamientos solares, como Suministro del Sol (https://suministrosdelsol.com/es/) o Cambio Energético (https://www.cambioenergetico.com).

Se ha calculado un coste estimado que rondará entre los 300.000€ y los 350.000€. Este presupuesto incluye la instalación FV, su diseño, montaje, el IVA, así como los cargadores de coches eléctricos, los reguladores de carga y los contadores y medidores adecuados de electricidad.

 


Sobre el autor

Somos 3 alumnas de 1º del grado de Ingeniería de organización de la Escuela de Industriales. Como forma de concienciar tanto a alumnado como a profesores sobre el medio ambiente, hemos llevado a cabo esta propuesta, basada en una idea ya redactada.

Aitana Martínez Crespo

Cristina Redajo Martínez

Sonsoles Sánchez-Albornoz Perala