Skip navigation

La movilidad como servicio en la universidad


Resumen

Pregunta:¿Cómo puede la "movilidad como servicio" (App MaaS) hacer más sostenibles los desplazamientos de la comunidad universitaria en campus UPM en Madrid?
Ver Propuestas:https://madrid-colab.xcolab.org/contests/2019/la-movilidad-como-servicio-en-la-universidad
Enviar Propuestas:https://madrid-colab.xcolab.org/contests/2019/la-movilidad-como-servicio-en-la-universidad/createProposal
Reglas:Todos los participantes acceptan las Reglas del Reto y las Condiciones de uso
Fecha límite:Este reto ha finalizado el 16 de mayo de 2019.

Contexto

La movilidad en Madrid

Como todas las grandes ciudades, la movilidad es uno de los principales retos de Madrid. Con una población de 3,2 millones (más de 5 mill. si consideramos el área metropolitana), Madrid ha agotado el modelo basado en el coche particular y necesita racionalizar su uso para reducir su impacto.

Para ello, Madrid se ha dotado de un plan de ciudad (El Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático), de una normativa que facilite su aplicación (La Ordenanza de Movilidad) y de un sistema de control de episodios de riesgo (El Protocolo de Contaminación). Estas tres herramientas se orientan hacia un nuevo modelo más humanizado y menos dependiente del coche, en el que la salud de las personas sea tan prioritaria como satisfacer sus necesidades de movilidad.

En esa movilidad urbana del futuro el transporte público seguirá teniendo que resolver las necesidades de la mayoría de la forma más eficiente posible, caminar y pedalear continuarán siendo alternativas viables y seguras y las nuevas tecnologías permitirán mejorar el conjunto, ya sea con vehículos limpios, fomentando los usos compartidos o mejorando la relación con el ciudadano. En esa movilidad urbana del futuro, será más importante tener acceso a un transporte que ser el propietario de un vehículo.

Entender la movilidad como un servicio es ahora más sencillo en Madrid, cuando están proliferando nuevos servicios de movilidad (coches, motos, bicicletas y patinetes multiusuario, plataformas de coche compartido, etc.) que se vienen a sumar a los tradicionales. Desarrollar un sistema integrado es el reto y aplicarlo con éxito a la movilidad obligada (los viajes diarios por trabajo o estudios) puede modificar nuestras ciudades en gran medida, cambiando los hábitos de transporte de manera que nos movamos más con menos. Los desplazamientos diarios de la comunidad universitaria pueden ser el mejor campo de experimentación para desarrollar este nuevo modelo.

La movilidad en los Campus UPM

Los dos campus donde la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) concentra su actividad (Ciudad Universitaria y Campus Sur) acumulan una comunidad universitaria que supera las 150.000 personas.

Tomando como referencia los datos del Plan de Movilidad Sostenible de Ciudad Universitaria de 2013, se totalizan 324.000 viajes al día, un 95% de entrada/salida y un 5% de viajes internos.

Condicionan esos viajes que el 40% acudan a diario desde otros municipios, incluso un 3% desde otras provincias, y que el 45% no dispone de vehículo propio.

Los viajes de entrada/salida al Campus se realizan mayoritariamente en modos mecanizados, con más del 95% del total, correspondiendo un 63% al transporte público y un 33% al vehículo privado.

Los viajes internos se realizan mayoritariamente a pie, con casi el 77% de ellos. El 23% restante, que corresponde a los viajes mecanizados, se reparte por igual entre los modos públicos y privados, representando el autobús urbano la mitad de los mismos.

Considerando el modo prioritario, se puede apreciar que entre los viajes de entrada/salida al Campus, destaca en primer lugar el Metro, con el 33,4% de los viajes, seguido del coche como conductor, con el 29,3%. En tercer lugar, y a bastante distancia, se sitúa el autobús interurbano, con casi el 12%. El autobús urbano es preferido por el 6,4%, del que se contabilizan 67 paradas de autobús localizadas en el Campus.

Aspectos clave

Movilidad como Servicio

Distintas tecnologías y muchas voluntades se están alineando para que el concepto de Movilidad como Servicio (conocido por su acrónimo en inglés, MaaS) recobre fuerza como la solución al reto de movilidad en las ciudades. Conseguir un sistema competitivo integrando el transporte público con los nuevos servicios de movilidad compartida y multiusuario permitirá al usuario resolver sus necesidades sin depender del automóvil propio.

En Madrid la situación es especialmente llamativa en el caso de los operadores multiusuario. Ya operan 4 empresas de carsharing eléctrico “sin base”, que suman 2.600 vehículos, más otras 2 “de base fija”; 6 servicios de motos eléctricas con cerca de 5.000 unidades y 2 servicios de bicicletas, una “sin base” y otra “de base fija”, a sumar al sistema público BiciMad. Hay hasta 25 empresas de patinetes en el proceso de obtención de la licencia municipal que les permitirá operar en la ciudad, de momento algunas con pequeños pilotos en pruebas.

A este universo de alternativas hay que sumar los vehículos con conductor: los tradicionales taxis (cerca de 16.000) y ahora las VTC (se estiman alrededor de 5..000 en Madrid); y, por supuesto, el transporte colectivo, el único realmente capaz de dar respuesta a los más de 4 millones de viajes diarios que actualmente se le demandan.

Las líneas regulares de Metro, autobús y Cercanías encuentran en la flexibilidad de estos sistemas, el aliado perfecto para ampliar su cobertura y ofrecer combinaciones de modos eficientes para una gran mayoría. Saber que en 5 minutos podemos alcanzar en bicicleta los 2 km que nos separan de la estación del tren que nos llevará en 15 minutos a nuestro destino, puede hacer que cambiemos nuestro viaje habitual en coche hasta el trabajo. La tranquilidad de disponer de más opciones para posibles imprevistos a lo largo del día puede conseguir que dejemos el coche para ocasiones más excepcionales.

El sistema en conjunto puede ser competitivo y atractivo para el usuario integrando información, tarifas y plataformas de pago. El objetivo es ponérselo fácil al usuario.

MaaS Madrid

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid trabaja en esa línea de integración para desarrollar la Movilidad como servicio en Madrid. El objetivo es mejorar la experiencia de usuario para fidelizarlo a ese sistema de transportes sostenible.

La aplicación MaaS Madrid ya está disponible en versión agregador en Android e iOS. De momento, en esta fase, está integrando la información de los servicios multiusuario para conocer su ubicación en el mapa, junto con la del transporte público, incluido el sistema de bicicleta pública y permite conocer la información en tiempo real de los autobuses pinchando en las paradas o de Bicimad.

En los próximos meses se incorporarán funcionalidades como el planificador o la plataforma de pago. Para el desarrollo de estas nuevas funcionalidades, la EMT está trabajando en identificar las necesidades de públicos específicos, como son las de la población universitaria, de forma que MaaS Madrid se pueda adaptar a ellas para una mejor respuesta.

Criterios de evaluación

Se le pedirá a un panel de jueces que evalúen las propuestas según los siguientes criterios:

Deseabilidad (25%) de las soluciones propuestas para los grupos de usuarios a los que pretenden dirigirse.

Viabilidad (25%) de las acciones sugeridas en la propuesta. Los jueces con experiencia diversa evaluarán la viabilidad técnica, económica, social y política de las propuestas.

Escalabilidad (25%) de las ideas de la propuesta. Las propuestas que muestren un camino claro para convertirse en autosuficientes con una adopción creciente se preferirán a las propuestas sin un camino claro hacia un impacto generalizado.

Impacto (25%) en el cambio climático y su alineamiento con las políticas de locales (Plan A de Calidad del Aire) y políticas internacionales.

Los jueces evaluarán las propuestas y deliberarán en grupo para seleccionar a los finalistas, ganadores y posiblemente a otro(s) adjudicatario(s) a su discreción. Además, en lugar de seleccionar una lista de finalistas que sean muy similares, los jueces intentarán seleccionar un grupo de propuestas que representan una gama diversa de enfoques.

Los jueces deben divulgar cualquier conflicto de interés real o percibido relacionado con una propuesta específica a la Empresa Municipal de Transporte (EMT). EMT revisará estas divulgaciones y no asignará propuestas a los jueces que tengan un conflicto de intereses real o aparente.

Los juicios de conveniencia también se hacen en la etapa final del reto, por la comunidad de CoLab.upm a través del voto popular para seleccionar al ganador por votación popular, y por los jueces a través de su selección de los ganadores.

Las decisiones de todos los jueces son definitivas y no están sujetas a apelación.

Premios

Las soluciones ganadoras se promoverán ampliamente desde la platafoforma CoLab.upm, Universidad Politecnica de Madrid, ClimateColab-MIT, Empresa Municipal de Transporte y el Ayuntamiento de Madrid.

Habrá ganadores seleccionados por los jueces de acuerdo a los criterios especificados en la información del reto.

Habrá un ganador de elección popular según lo seleccionado por la mayor cantidad de votos durante el período de votación pública del reto (consulte las reglas de votación del reto).

El ganador de la elección popular puede estar entre los ganadores de la elección de los jueces, pero no necesariamente.

CoLab.upm está abierto a cualquier persona en el mundo.

Todos los participantes aceptan las Reglas del Reto y las Condiciones de uso.

Recursos adicionales

A continuación, se detalla en profundidad el criterio que los jueces seguirán durante la evaluación de las propuestas:

Deseabilidad

Viabilidad

Escalabilidad

Impacto

Rúbrica de evaluación:

Los jueces podrán asignar en cada criterio una puntuación de 0 a 5.

     
  Criterio  
     
     
 
Necesita mejorar (0-1)
 
     
     
 
Satisfactorio (2-3)
 
     
     
 
Excelente (4-5)
 
     
     
 
Deseabilidad
 
     
     
 
  • El equipo es mínimo o no puede demostrar que su solución aborda las necesidades de un usuario.
  • El equipo es mínimo o no puede demostrar que su solución será utilizada por sus grupos de usuarios objetivo.
  • El equipo es mínimo o no puede demostrar que su solución está respaldada por datos / pruebas.
 
     
     
 
  • El equipo puede demostrar satisfactoriamente que su solución aborda las necesidades de un usuario.
  • El equipo puede demostrar satisfactoriamente que su solución será utilizada por sus grupos de usuarios objetivo.
  • El equipo puede demostrar satisfactoriamente que su solución está respaldada por datos / evidencia.
 
     

     
 
  • El equipo puede demostrar con firmeza que su solución responde a las necesidades de un usuario.
  • El equipo puede demostrar con firmeza que su solución será utilizada por sus grupos de usuarios objetivo.
  • El equipo puede demostrar sólidamente que su solución está respaldada por datos / evidencia.
 
     

     
 
Factibilidad
 
     
     
 
  • La tecnología y las habilidades necesarias para construir la solución no están actualmente disponibles o al alcance.
  • Para consideración de financiamiento: el equipo carece de la voluntad, las habilidades y los recursos para construir la solución propuesta en Ontario dentro de un año y no ha identificado un socio o grupo plausible que pueda implementar la idea.
 
     

     
 
  • La tecnología y las habilidades necesarias para construir la solución están disponibles, pero son difíciles o prohibitivamente costosas de alcanzar.
  • Para consideración de financiamiento: el equipo tiene cierto nivel de voluntad, habilidades y recursos para construir la solución propuesta en Ontario o ha identificado un socio que podría implementar la idea.
 
     

     
 
  • La tecnología y las habilidades necesarias para construir la solución están disponibles y al alcance.
  • Para consideración de financiamiento: el equipo demuestra sólidamente la voluntad, las habilidades y los recursos para construir la solución propuesta en Ontario o ha identificado y presentado argumentos sólidos para un socio que probablemente podría implementar la idea.
 
     

     
 
Escalabilidad
 
     
     
 
  • La solución es mínimamente o no puede demostrar un camino claro hacia la ampliación a otros usuarios / compañías.
  • La solución es mínima o incapaz de abordar los modelos de financiamiento y de negocios.
  • La solución no demuestra la capacidad de escalar más allá de un pequeño grupo de usuarios.
 
     

     
 
  • La solución es capaz de demostrar un camino algo claro hacia la ampliación a otros usuarios / empresas.
  • La solución es capaz de abordar adecuadamente la financiación y los modelos de negocio.
  • La solución demuestra cierta evidencia de que se puede escalar más allá del grupo de usuarios objetivo.
 
     

     
 
  • La solución es capaz de demostrar con firmeza un camino claro hacia la escala a otros usuarios / empresas.
  • La solución es capaz de abordar de manera convincente la financiación y los modelos de negocio
  • La solución demuestra el potencial de tener una amplia aplicación en diversos grupos.
 
     

     
 
Impacto
 
     
     
 
  • La solución no está o está mínimamente alineada con la pregunta de desafío y los objetivos de la política.
  • La solución no puede o es mínimamente capaz de demostrar un potencial de reducción significativa de GEI.
  • La solución no puede o es mínimamente capaz de demostrar un impacto a largo plazo.
  • La solución no puede demostrar de manera convincente un retorno de la inversión impactante.
 
     

     
 
  • La solución se alinea satisfactoriamente con la pregunta de desafío y los objetivos de la política.
  • La solución es capaz de demostrar satisfactoriamente un importante potencial de reducción de GEI.
  • La solución es capaz de demostrar satisfactoriamente el impacto a largo plazo.
  • La solución es capaz de demostrar satisfactoriamente un retorno de la inversión impactante.
 
     

     
 
  • La solución se alinea fuertemente con la pregunta de desafío y los objetivos de la política.
  • La solución es capaz de demostrar de manera robusta un importante potencial de reducción de GEI.
  • La solución es capaz de demostrar de manera robusta el impacto a largo plazo.
  • La solución es capaz de demostrar de manera robusta un retorno de la inversión impactante.